Los estudios del Medio.

La Paleoecología es la disciplina que trata de reconstruir el medio ambiente presente en el momento de formación de los yacimientos prehistóricos. Esta disciplina se sirve de diferentes métodos tomados de otras ciencias entre las que destacan los estudios paleoambientales a través del registro paleobotánico y paleontológico.

Paleobotánica.

Los estudios paleobotánicos utilizan distintos restos vegetales preservados en los sedimentos para reconstruir las comunidades vegetales presentes en el entorno de los yacimientos.

Imagen de carbón realizada mediante microscopio electrónico. La estructura anatómica vegetal es distinta según el grupo taxonómico.

Las principales disciplinas paleobotánicas son la carpología (estudio de semillas fósiles), antracología (estudio de carbones fósiles), palinología (estudio de pólenes) y el estudio de fitólitos (esqueleto silíceo de las plantas).

En el caso de los yacimientos del Complejo Cacereño, distintos análisis polínicos y antracológicos nos ofrecen información sobre las comunidades vegetales presentes en distintos momentos del Pleistoceno.

Los pólenes de Vendimia nos informan sobre la presencia de grandes praderas de gramíneas,humedales y bosque de galería en torno a los cursos de agua.

Paleontología

Los restos de vertebrados fósiles aportan una valiosa información para la reconstrucción del medio,debido a que cada taxón está especialmente adaptado a un biotópo concreto. Entre ellos, los micromamíferos son importantes indicadores del clima, ya que su capacidad de adaptación a distintos entornos es menor que la de los grandes animales.

Los restos de micromamíferos (roedores, quirópteros e insectívoros) suelen estar presentes en grandes cantidades en el interior de las cuevas. Las pequeñas dimensiones de sus huesos no hacen posible su recuperación en los yacimientos. Para ello, todos los sedimentos procedentes de la excavación, son lavados y tamizados con mallas de distintas dimensiones.

Molar de arvicólido. La forma de los dientes sirve para diferenciar las distintas especies de micromamíferos.

Los restos de micromamíferos de la Sala de los Huesos (hace más de 120 años), nos indican un clima más frío y seco que el actual y la presencia de estepas en el entorno próximo de la cavidad.

Imágenes microscópicas de pólenes fósiles recuperados en el yacimiento Vendimia.

Columna polínica. Los estudios de polen fósil recuperan pequeñas cantidades de sedimento que son tratadas posteriormente en el laboratorio para aislar los pequeños granos de polen.

Una vez lavados los sedimentos con mallas de distintas medidas de luz, se tría el sedimento restante, separando los restos fósiles de pequeños mamíferos, reptiles e insectivoros.

Algunos micromamíferos son indicadores cronológicos o ambientales.